muchas cosas…..

cosas que me mataron en la sensibilidad:

el accidente de avion en los alpes

Me hizo pensar de los muchos tantos personajes que nos pasan en la vida con problemas.

En la fragilidad de todo.

Se quizo suicidar.

Cuantos se quieren suicidar en el dia? Colectiveros, automovilistas, maestros.

Pero no destruimos el mundo a nuestro alrededor.

NOs armamos. Nos re armamos. VEmos las cosas de una forma distinta.

No destruimos.

por esto adoro a benedetti

Comprendo que éste es, probablemente, sólo un síntoma de la más importante de mis imposibilidades: la falta de ambición e, incluso, de envidia. En el envidioso existe una voluntad, una actitud de esfuerzo o, en el peor de los casos, de capricho, que indirectamente lo hace culto, laborioso, incansable. La envidia es el único vicio que se alimenta de virtudes, que vive gracias a ellas.
Pero yo nunca he poseído ese don maravilloso. El éxito de los otros me ha afectado con frecuencia; me conmueve asimismo el éxito que pude haber tenido.

Pero no tengo celos del buen suceso ajeno, ni siquiera del éxito que pudo ser mío. Me golpea —y duramente— como comprobación de mi papel secundario. Nada más que por eso.